Home / Fantasia y Creencias / Dones de las personas altamente sensibles

Dones de las personas altamente sensibles

La sensibilidad no es un signo de debilidad, sino de fortaleza.

Esta afirmación es contraria a lo que parece sostenerse en el pensamiento de muchas personas que entienden que los sentimientos nos hacen vulnerables.

Es cierto que las emociones, los sentimientos y las sensaciones han sido castigadas a lo largo de nuestra historia en numerosas ocasiones.

Por ello, no es extraño que la sociedad piense que sentir nos hace menos eficaces, fuertes y capaces a la hora de tomar decisiones y caminar por la vida.

Afortunadamente esto comienza a cambiar y cada vez damos más importancia a nuestra parte emocional, así como a la capacidad de mostrar sensibilidad a la hora de comunicarnos y de relacionarnos con nuestro entorno.

Cuando uno se ve en minoría frente a la gran mayoría, la primera sensación es sentir desventaja y miedo.

¿Por qué percibo las cosas de un modo diferente?

¿Por qué sufro más que el resto?

¿Por qué encuentro alivio en mi propia soledad?

¿Por qué observo y siento cosas que los demás suelen pasar por alto?

Quizás formes parte del veinte por ciento de las personas que se reconoce como altamente sensibles.




Es muy posible que a lo largo de tu vida, y en especial durante tu infancia, fueras muy consciente de esa distancia emocional, y de como en ocasiones, tenías la sensación de vivir en una especie de burbuja de extrañeza y soledad.

Pero, en realidad, la alta sensibilidad es un don, una herramienta que te permite poder profundizar y empatizar más con las cosas.

Pocas personas tienen la capacidad de llegar a este punto de aprendizaje vital.

Elaine N. Aron, a principios de los 90, investigó las personalidades introvertidas, y reveló los rasgos de una nueva dimensión no descrita hasta entonces, y que reflejaba una realidad social: la de las personas altamente sensibles, reflexivas, empáticas y a la vez, reactivas emocionalmente.

Si te  sientes identificado con esos rasgos que la doctora Aron nos dejó en su libro “The Highly Sensitive Person”, entonces, debes saber que la alta sensibilidad no es un motivo para sentirte extraño o diferente.

Al contrario, debes sentirte afortunado por contar con estos cuatro magníficos dones:

El don del conocimiento emocional:  Desde pequeños, las Personas Altamente Sensibles comienzan a ver el mundo con una mezcla de curiosidad y angustia. Sus ojos son capaces de captar pequeños detalles que pasan desapercibidos para los demás, como la mueca de frustración en el maestro cuando ha dado una respuesta equivocada o la expresión de preocupación en el rostro de su madre.

Las Personas Altamente Sensibles tienen un don especial para captar las microexpresiones que delatan los sentimientos de los demás. Es cierto que comprender las emociones de los otros nos hace más vulnerables a su dolor pero también nos ubica en una posición privilegiada para poder ayudarles. También son una brújula que nos permite orientar mejor nuestro comportamiento en los contextos sociales.

El don de la inteligencia intuitiva: Las Personas Altamente Sensibles tienen una intuición más aguda. Esto se debe a que son capaces de captar una mayor cantidad de detalles del medio y darles un sentido coherente, para extraer la conclusión más probable. Se trata de un proceso automático, no tienen que pensar, tan solo sentir, su inconsciente se encarga del resto.

A estas personas les resulta más difícil tomar decisiones de manera consciente porque se suelen sentir abrumadas por la cantidad de opciones y sienten que son incapaces de analizarlas una por una. Sin embargo, en muchas ocasiones solo tienen que escuchar su intuición.

La Inteligencia Intuitiva es una habilidad con la que todos nacemos pero que se va desgastando con la edad, aplastada por el peso de una educación eminentemente racionalista. Por tanto, no desaproveches ese don y escucha más lo que tu corazón tiene que decir.

El don de disfrutar de la soledad: La mayoría de las Personas Altamente Sensibles encuentran placer en la soledad. No son ermitaños pero les encanta tener momentos de soledad para dedicarse a sus aficiones o simplemente para pensar. En una sociedad donde todos corren e intentan llenar su tiempo con tareas intrascendentes, solo porque no quieren estar a solas consigo mismo, el don de la soledad es raro.

Sin embargo, solo en soledad podrás conectar con tu “yo” más íntimo. Podrás mirar dentro de ti para conocerte mejor, para saber qué es lo que quieres realmente. Una persona que sabe estar a solas consigo misma es alguien maduro, que no le teme a sus pensamientos y emociones.

Saber estar a solas, sin que el aburrimiento tenga cabida y sin necesitar de forma enfermiza a alguien o algo para llenar el vacío existencial es un don enorme. No lo desaproveches intentando encajar en la sociedad porque tan importante como saber relacionarse con los demás, es saber relacionarse consigo mismo.

El don del crecimiento interior:  Todos tenemos la capacidad de crecer emocionalmente pero la elevada sensibilidad de las Personas Altamente Sensibles les facilita enormemente el camino. De hecho, mientras que la mayoría de las personas tiende a encerrarse en su zona de confort, que es cada vez más estrecha a medida que pasan los años, las Personas Altamente Sensibles suelen emprender un viaje de conocimiento interior que las libera. Por eso, a menudo se les compara con “almas viejas”.

Estas personas tienen una mayor predisposición a mirar dentro de sí, a conectar emocionalmente con los demás y a apreciar los detalles que les rodean. Por eso, una vez que superan la fase inicial, marcada por la frustración que implica darse cuenta de que son diferentes, pueden emprender un camino de redescubrimiento del “yo”. Encuentra tu propio equilibrio y emprende ese viaje, las cosas que descubrirás sobre ti serán asombrosas.

fuete: rinconpsicologia.com

About dos72

Check Also

Gigante

El gigante es una criatura de aspecto humanoide que se caracteriza por poseer un tamaño ...

Tipos de Hadas: Espiritus de la Tierra

Tipos de Hadas: Espiritus de la Tierra Espiritus de la Tierra  El elemento tierra está ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.