Home / Fantasia y Creencias / Evita la mala suerte

Evita la mala suerte

La mala suerte es, en ocasiones, innegable. Aunque creamos más o menos en ella, aunque pensemos que el esfuerzo y la actitud son la cura definitiva para el infortunio, la maldición a veces hace lo posible por meter su nariz en nuestros asuntos.

Pero hay muchas situaciones cotidianas que por creencia o superstición son asociadas con la mala suerte. En esta nota analizaremos la más populares, para desterrar el mito con algo de lógica, o para creer aún más en ella.

Conociendo la historia de cada acto de mala suerte

Ya todos sabemos que no se debe pasar por debajo de una escalera, ya sea una de tijera que esté abierta, o una que esté apoyada en una pared. Será mejor cumplirlo: no sólo prevenimos la mala suerte, sino también evitamos posibles accidentes, como la caída de objetos desde su cima.

La rotura de un espejo es señal de 7 años de mala suerte, dice la creencia. Quizás se deba al elevado costo de un espejo que se instauró esta idea para que la gente tuviese más cuidado en su manipulación, o quizás se deba a que el espejo es, según la superstición, el lugar donde habitan las almas… ¡por eso Drácula no se veía reflejado en ellos!

Si te cruzas por la calle con un gato negro, debes dar siete pasos hacia atrás, y mientras lo vas maldiciendo, dice la creencia. Probablemente haya nacido durante la persecución de las Wicca o de las supuestas “brujas” en las tierras nórdicas, quienes solían tener gatos como mascotas. Por aquellos años, se creía que los gatos eran los verdaderos “jefes” de las brujas, por lo que la creencia continúa hasta hoy.




La sal nunca debe ser pasada de mano en mano, para evitar peleas, y si se derrama debe contrarrestarse arrojando una pizca de lo derramado sobre el hombro, para ahuyentar la mala suerte. La sal, claro, fue el primer sistema de conservación de los alimentos, y ha sido un bien muy preciado a lo largo de la historia, quizás por eso debemos prevenir su desperdicio.

Otras supersticiones han quedado sutilmente deformadas en su traspaso geográfico. Por ejemplo, la mala suerte asociada al número 13 se debe a los 13 comensales en la última Cena, según dicen unos, mientras que otros lo atribuyen al dios Ares para los griegos, que era dios de la guerra, responsable de la destrucción y muerte. Hay una innumerable cantidad de versiones sobre la supuesta mala suerte de este día, mientras que en países del norte el temido es el viernes 13.

Rituales para ahuyentar al mala suerte

Por su parte, hay pequeños rituales cotidianos que ahuyentan la mala fortuna, y atraen la buena. Por ejemplo, tocar madera al escuchar un mal presagio, o incluso hacer sonar las copas (en un brindis) antes de beber.

Hay elementos que se dice que atraen la buena fortuna, como las patas de conejo y las herraduras. La sal, tan controversial, puede ser usada en rituales para la buena suerte. Por ejemplo, trazar cruces de sal hacia los cuatro puntos cardinales se dice que rechaza las malas energías, mientras que en regiones rurales de cultivo de alimentos se las usa para alejar las tormentas.

About dos72

Check Also

Pensamiento de una Hada

Paseo por un campo de ensueño sembrado de silencio. El sol del amanecer acaricia las ...

El misterio de las Hadas

Nadie ha logrado descifrar el alfabeto de las hadas. A través de muchos siglos han ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *