Home / Huerto En Casa / Protege las raíces de tus plantas del frío con mulching

Protege las raíces de tus plantas del frío con mulching

¿Qué es el acolchado o mulch?

El mantillo, acolchado o mulch es una técnica ampliamente utilizada en permacultura y agroecología porque es bastante polifacético y ofrece buenos resultados. Esta técnica consiste básicamente en colocar sobre la tierra que rodea las plantas materiales orgánicos o inorgánicos como por ejemplo: (Gravilla, paja, hojas secas, serrín, pinaza, textiles de algodón o de lana, heno, trozos de corteza, restos de césped cortado, algas o cartón)

Hay que tener en cuenta que si pones una cobertura con trozos más grandes ésta tardará más tiempo en descomponerse y requerirá de un menor mantenimiento que si ponemos un mulch con trozos más pequeños o finos que tarda poco en descomponerse. Esta cobertura que se coloca sobre el suelo va a mantener una temperatura más constante y protegerá las raíces de las plantas cuando las temperaturas desciendan y haya heladas.

Proteger las raíces del frío, el mulching tiene mas beneficios:

*Impulsa el crecimiento de microorganismos beneficiosos.

*Evita que surjan plantas espontáneas o no cultivadas (las mal llamadas malas hierbas).

*Aporta materia orgánica al sustrato

*Mejora la estructura del suelo

*Mantiene una temperatura constante y adecuada de la tierra

*Ayuda a mantener la humedad de la tierra.

*Ahorro en el agua de riego

*Protege el suelo del sol y de la erosión del viento

*Se mejora la actividad biológica de los microorganismos que viven en la tierra.

Elegido el tipo de acolchado, ten en cuenta algunas cosas básicas:


  • Previamente a su colocación airea la tierra, déjala suelta y elimina las plantas no deseadas que hayan salido en la zona donde vas a poner el mulching.
  • Es preferible poner el acolchado una vez que el suelo tiene cierto grado de humedad y cuando no esté frío.
  • Si eliges materiales orgánicos, como restos de poda, hojas, etc. no es necesario que estén cortados en trozos muy pequeños.
  • No coloques el mulch pegado al tallo de la planta, deja un radio de unos 10 a 15 cm. Así evitamos que aparezcan hongos y otras enfermedades.
  • El mulch se debe poner, al menos, en toda la superficie que ocupe la planta
  • Se suele instalar una capa de acolchado de entre 3 y 5 cm de grosor si optas por materiales más compactos y húmedos y una capa de entre 4 y 7 cm de grosor si eliges los que sean más secos y ligeros. Es importante tener en cuenta el grosor del acolchado porque si es demasiado grueso no permite la circulación del aire y puede producirse calor en exceso que dañe las raíces.
  • También debes tener en cuenta que para los suelos con tendencia a compactarse los materiales como el heno, la paja o el serrín suelen ser más beneficiosos.
  • Cuando uses materiales como el césped u hojas, que tienden a descomponerse rápido, el acolchado requiere de mayor mantenimiento porque se debe renovar con mayor frecuencia.
  • Deja algún pequeño hueco para ayudar a que el agua filtre al sustrato.
  • Una vez colocado el mulch se riega

fuente: Información basada de internet

About dos72

Check Also

Ficha Técnica: Coliflor

Que tal amigos seguimos con las fichas técnicas, así que hoy le toca a la ...

Ficha Técnica Coles

La Brassica olerace es una planta con un gran número de variedades. Las más populares ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *